Noticias de Mercado

3 min. de lectura
07/03/2019

El problema con Tesla

El jefe de mesa de ayondo Jordan Hiscott, sobre la evolución del precio de Tesla y las dificultades a las que se enfrentan

El problema con Tesla

No hay día que no aparezca alguna noticia relevante sobre Tesla. La empresa es realmente un enigma, y está totalmente condicionada por su extrovertido CEO, Elon Musk. Como anécdota contar, que muchos de los propietarios de automóviles eléctricos de Tesla también son accionistas de la compañía, algo que resulta único. Pero la repercusión entorno al cambio en el sector del automóvil, que vino impulsado casi por completo por el motor de combustión interna desde principios del siglo XX, es una historia convincente: esto con una tecnología de auto-conducción con piloto automático agregada, lo convierte en una perspectiva interesante no solo como consumidor, sino también como empresa en la que invertir. Esta impresión resalta claramente entre los inversores: desde 2010, donde las acciones cotizando a 16$, se revalorizaron en más de un 2000% hasta alcanzar su máximo histórico el año pasado, en 389$: el crecimiento real en el precio de la acción se produjo entre 2013 y 2015, cuando el mismo pasó de 25$ a 260$.

Sin embargo, desde 2017, el precio de las acciones se ha estancado en un rango de 240$ a 380$ y, ciertamente, el impulso alcista en la cotización de los precios de las acciones se ha enfriado. De hecho, actualmente con una capitalización de mercado de 47 mil millones de dólares y una pérdida de efectivo de más de 2 mil millones de dólares al año, algunos se preguntan si el modelo de negocio actual es sostenible. Al ser una empresa pública, tiene la doble posibilidad de que los inversores compren sus acciones con la esperanza de que el precio de las acciones aumentará, como también de que los inversores entren a corto vendiendo acciones esperando la caída del precios, ya que la compañía está sobrevalorada. La venta en corto es cuando apuestas contra el movimiento alcista de una acción, y se realiza mediante el préstamo de acciones, por ello se paga una tarifa llamada tasa de préstamo. Las posiciones a corto siguen siendo una estrategia empleada por varios fondos de cobertura e instituciones de inversión, pudiendo resultar extremadamente rentables.

Y este parece ser el otro punto crucial del asunto en este momento: varias instituciones de inversión y fondos de cobertura parecen estar tomando una posición corta activa en Tesla con la creencia de que las acciones están sobrevaloradas. Algunos incluso tendrán algún problema de recaudación de fondos a principios del próximo año: esto está en marcado contraste no solo con los propietarios de automóviles y acciones de Tesla, sino también con su extrovertido CEO, Elon Musk. Los analistas financieros polemizaron sobre todo en las redes sociales sobre los resultados de Tesla, llegando a un punto crítico cuando Elon Musk publicó un tweet comunicando que se había llegado a un acuerdo de financiación con Middle Easton, para la privatización de la compañía a un precio estimado de 420$. En ese momento, al tratarse de un rumor, el CEO fue reprendido por la SEC. Así mismo, por esto es probable que  también surjan potenciales demandas.

Entonces, ¿cómo acabará?

Lo cierto es que la evolución tanto de los vehículos eléctricos de Tesla como la función de piloto automático, es interesante. Lo digo desde un punto de vista como cliente potencial. Pero la competencia de los fabricantes de automóviles estándar de la industria predominante ahora significa que los vehículos eléctricos están a la vanguardia de su estrategia, con muchos modelos actualmente en producción en masa. Estos fabricantes de automóviles no solo tienen un modelo de negocio rentable desde el lado del negocio de combustión interna para financiar este nuevo sector, sino que no tienen la gran cantidad de efectivo que Tesla tiene. Si el problema con la entrada de capital es cierto, esperaría ver una ruptura del soporte situado en 240$, el último mínimo relevante, provocando un nuevo rango de caída hasta los 150$, mínimos de 2015.

 

Jordan Hiscott
Chief Trader

 


Las opiniones y los comentarios del mercado antes mencionados reflejan solo la opinión del autor, no la de ayondo. Este servicio es solo para fines informativos y no constituye asesoramiento ni asesoramiento de inversión.